La manipulación social por parte de la iglesia sobre los estados y las sociedades ha sido notoria desde que esta institución surgió en la Edad Media, pues desde siempre se ha lucrado con la fe de la gente, la cual se refugiaba en esto creyendo tener un apoyo y los eclesiásticos prácticamente los apuñalaron por la espalda al funcionar con el modus operandi basado en el lema de que "para ir al cielo hay que pagar", cosa por demás despreciable, sobre todo viniendo de personas que alegan estar para "salvar" las almas de la gente y se engorden los bolsillos con las ideas fieles de aquéllos aquejados por las desgracias en turno.
Basados en esto, decidimos seleccionar este tema para abrir un poco la perspectiva y mostrarle a la gente que no es necesario creer que hay alguien arriba para que las cosas se hagan, que dejen de enriquecer a la institución más fraudulenta creada en la historia de la humanidad.




lunes, 15 de febrero de 2010

Clero regular y secular en la colonia


En la primera mitad del siglo XVI la evangelización estuvo a cargo del clero regular, formado por los frailes franciscanos, agustinos y dominicos que obedecían la regla de su monasterio. Se organizaban territorialmente en provincias y doctrinas bajo la dirección de un provisional que dependía de la autoridad del papa. Estos primeros misioneros promovieron la formación de la republica de indios para que estos vivieran como primeros cristianos.
El clero secular estaba formado por párrocos, obispos ,arzobispos y cardenales organizados territorialmente en diócesis que dependían del virrey y del rey, quienes podían nombrar obispos y fundar monasterios y diócesis.los miembros del clero secular llegaron principalmente para atender las necesidades espirituales de los españoles y criollos, y algunos vinieron al nuevo mundo buscando poder y riquezas.
Durante la colonia la relación entre el clero regular y secular y entre la iglesia y el poder virreinal no siempre fue cordial, ya que llegaron a tener serios enfrentamientos. El clero regular gozaba de cierta independencia respecto a la corona pues rendía cuentas principales a roma, mientras que el clero secular estaba subordinado a las autoridades políticas de España y nueva España. En América era el rey quien defendía las políticas tanto espirituales como gubernamentales ya que el papa lo había nombrado patrono de la iglesia para las colonias. El virrey, como representante del monarca tenía el cargo de vicepatrono.
A mediados del siglo XVII los monarcas y obispos fueron limitando el poder de los frailes (clero regular) y los conventos pasaron poco a poco a manos del clero secular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada